Repunta la demanda de viviendas de segunda residencia

Un artículo recientemente publicado por Funcas en sus Cuadernos de Información Económica destaca cómo en el primer semestre del año la compra de inmuebles para segunda residencia o inversión, sobre todo en la costa mediterránea y las islas, representó el 17,3% del total de transacciones.

El texto, firmado por la analista de AFI María Romero, destaca la “recuperación” de este tipo de operaciones y la vincula con la caída de precios que en los últimos siete años se ha producido se ha producido en zonas como en la costa mediterránea y Canarias, donde desde principios del 2008 se ha acumulado un descenso de hasta el 50%.

“Nos encontramos en un punto de inflexión en el precio de estas viviendas, que se han convertido en una inversión atractiva para aquellos que tienen capacidad económica por su rentabilidad”. “La demanda de viviendas por segunda residencia se está anticipando a la de residencia habitual y resulta una inmejorable noticia para áreas geográficas donde hay el mayor exceso de demanda”.

¿Qué factores han podido intervenir también en este repunte? Por un lado, explica Romero, la preponderancia de la compra de inmuebles de segunda residencia se debe en parte a la actual falta de un tirón claro de la vivienda habitual. Las dificultades económicas, la inestabilidad laboral, el descenso de la población inmigrante ha supuesto una reducción en la formación de nuevos hogares. La mejora de la demanda de viviendas de la costa y las islas ‐ya sea para pasar periodos vacacionales o para dedicarlas al alquiler‐se debe tanto al interés de ciudadanos que residen en España ‐que concentran el 93% del total de este tipo de operaciones‐como de extranjeros que tienen su residencia principal en otros países. Las transacciones de extranjeros no residentes no han dejado de crecer: según el análisis publicado por Funcas, a principios
del 2014 ya doblaron las registradas a mediados del 2009.

En todo caso, recalca Romero, las cifras globales del mercado poco tienen que ver con los años del boom. “El volumen de transacciones ha caído a un tercio de lo realizado en el 2005”. De las 173.000 compraventas de inmuebles que tuvieron lugar en los seis primeros meses de este año, unas 30.000 fueron adquiridas para usarlas como segunda viviendas.

Los madrileños y los catalanes llevan la voz cantante en la compra de segunda residencia. Juntos protagonizan dos tercios de este tipo de operaciones realizadas en los primeros meses del 2014. Aparte de su peso demográfico y del alto grado de urbanización de ambas comunidades autónomas, los expertos lo relacionan con su mayor nivel adquisitivo y su menor grado de endeudamiento.

Fuente: (La Vanguardia. Página 52. 3 medias columnas. Lunes 8)

خبر
دانلود فیلم ایرانی